¿Cómo sientes el movimiento en tu cuerpo? ¿Limitado o infinito?

Cada vez que me encuentro frente a una decisión necesito encontrar opciones que me faciliten el camino hacia la acción. A veces me enredo tanto que no veo opciones y es en ese momento cuando elijo aprender del infinito y de su patrón de movimiento.

En verdad me siento infinita cuando al sumergirme en lo profundo me encuentro conmigo. Ese lugar donde me doy permiso para ir más allá, donde amplifico mi conciencia y me conecto con la vida.

Infinito es el movimiento constante, orgánico y fluido compuesto de curvas que deseo in-corporar en mi cotidianeidad. Cada respiración me abre más posibilidades. Es en el punto central donde cruzamos fuerzas, el lugar del encuentro para alinear opciones y arrancar la energía de la confianza.

Infinitas muestras de amor, de dolor, de incertidumbre riegan cada trazo generando vitalidad y dinamismo

¿Cuál será hoy mi punto de partida?

Conecto con el lugar de encuentro entre opciones, conexiones, sentimientos, pensamientos, ubicado en el centro mismo de la existencia. El cuerpo lo reconoce porque se siente en los órganos, en los huesos que sostienen toda la estructura corporal, entre la inhalación y exhalación.

Me inspira vivir danzando lo infinito, despierta mi creatividad y siento mi Grandeza.

Qué grande es ser infinita, que poderoso es el movimiento.

Al respirar distingo la profundidad a la que me lleva y al lugar donde volar es lo opuesto a profundizar.

Ascender – Descender…

Encontré la perspectiva que le faltaba a esta ruta

Ahora puedo seguir explorando los movimientos opuestos, complementarios, cercanos y distantes.

Ascendiendo – descendiendo

Avanzando – retrocediendo

Voy – vengo

Llego y regreso

Me acerco y me alejo

«El asombro toma infinitas posibilidades y el entusiasmo me sirve de guía».

PRACTICA DE MOVIMIENTO:

Te invito a explorar tu movimiento infinito en esta práctica

¿Cómo nace? ¿De donde parte? ¿Para que necesito incorporar en mi vida el poder del infinito?

Date la oportunidad de respirarte, sentirte y pararte. Hazte estas preguntas antes de comenzar para proyectar tu intención.

1-.Busca la conexión con la tierra y deja que cada articulación comience su juego.

2.-Comienza con la cabeza, deja que el cuello se articule y busca dibujar opciones. El infinito en vertical, en horizontal…

3.-Suaviza al máximo la exploración, minimiza y maximiza el movimiento, hazte cargo de su recorrido de pequeño a grande. ¿Qué sensaciones llegan a tu mente?

4.-Continúa dibujando el infinito con el tronco, columna, órganos observa si ayudarte con las extremidades de los brazos es una opción para ti.

No olvides inspirar y exhalar en cada movimiento pasando justo por el centro entre el in y el ex.

5.-Baja tu danza a las caderas y piernas permite que te regale perspectivas mientras lo dibujas con el cuerpo.

6.-Cierra tu practica llevando el movimiento de abajo arriba dejándolo desdibujar mientras sale por la cabeza.

Quédate unos minutos en la quietud, resonando con lo dibujado en el cuerpo y registra aquellas sensaciones, preguntas y conversaciones que comienzas a tener.

“El conocimiento es un rumor hasta que se encuentra en el músculo” Proverbio Papúa, Nueva Guinea

En Movimiento Esencial hemos diseñado una ruta metodológica para in-corporar estos movimientos a tu vida y a tu profesión. Déjate entusiasmar con esta inmersión.
¡Lánzate a la experiencia!

Maria Jesús Zea Montero

MARIA JESUS ZEA MONTERO

Directora de la Escuela Internacional de Aprendizaje en movimiento. Movimiento Esencial. Facilitadora de procesos transformacionales. Especializada en el ámbito corporal y emocional y en el desarrollo humano a través del movimiento. Coach personal, sistémico y organizacional. PCC-ICF 

www.mariajesuszea.com